Distintiva Solutions

Fundamentos para crear una Identidad de Marca

Introducción

Antes del lanzamiento de una empresa o producto al mercado es requisito indispensable que cuente con una identidad gráfica reconocible con la que identificarse.

Desgraciadamente, en muchas ocasiones, el trabajo del diseñador se reduce a una serie de bocetos en una peligrosa búsqueda por dar con LA IDEA que el equipo directivo tiene en mente.
Peligrosa porque esta clase de trabajos son como las visitas al médico, uno sabe cuando empieza pero no cuando acaba, y el presupuesto ya se cerró de antemano.

Hacer bocetos está bien, (forman parte del proceso normal de crear una imagen de marca), pero deben responder una cuestión que todavía no se ha planteado.
La pregunta es cuál es la estrategia competitiva que quedará reflejada en la identidad de nuestra empresa y nuestra marca.

Las marcas deben responder qué solución me aportas tú que el otro no

¿No basta con tener una buena imagen? NO. Las marcas son armas de comunicación para conquistar las mentes de los clientes. Esta comunicación debe tener un sentido, responder a una pregunta básica: que solución me aportas tú que el otro no.

El contexto competitivo

Una marca no existe de forma aislada. Es un grave error orientar la estrategia empresarial centrándose exclusivamente en uno mismo y en sus clientes objetivo.

El segundo error es intentar diferenciarse con cosas que ya no diferencian. Hoy día, ofrecer un producto/servicio de buena calidad-precio no te diferencia de los demás, resulta requisito indispensable para no ser devorado por el mercado.
Recuerda: tu competencia no es mediocre, ésta se extinguió hace tiempo por esa misma razón.

Hoy lo complicado no es conocer a los clientes, sino que ellos te conozcan a ti

El tercer error es no demostrarlo.
En los mercados del “yo también” TODOS dicen ser maravillosos, la mejor opción. Pero los clientes quieren comprarle al mejor.
Ante semejante saturación de calificativos no queda mayor opción que reducir la incertidumbre de compra en el cliente y demostrárselo con algo más que bonitas palabras: hablar es fácil y todos prometen demasiado.

Hoy lo complicado no es conocer a los clientes, lo difícil es lograr que ellos te conozcan a ti, te diferencien del resto de competidores y te prefieran a todos ellos

Del producto a la estrategia: qué investigar y por qué

Para crear una identidad de marca tenemos que fijarnos en tres aspectos fundamentales; nuestro producto, su cliente objetivo y el entorno competitivo.

  • Nuestro producto. Debes de saber exactamente que beneficios aporta al cliente
  • Su cliente objetivo. Debes identificar a quién vas a ofrecer esos beneficios para saber cómo hacerlo
  • El entorno competitivo. Debes basar el beneficio en tu ventaja sobre la competencia

Hay que comenzar por enterarse de lo que saben los clientes sobre el producto o servicio que ofrecemos, sobre nuestros competidores y sobre nosotros mismos:

Debemos elaborar una lista de aquellos atributos que los clientes consideran más importantes para un determinado producto o servicio y conocer cuál es el orden de prioridad que le dan a cada uno en el momento de tomar la decisión de compra.

Posteriormente averiguar las fortalezas y debilidades percibidas en la mente de los clientes, tanto de nuestra empresa/producto como las de nuestra competencia.

Se trata de saber quién está mejor relacionado, en la mente de los clientes, con cada atributo.

 “De la misma manera que los productos que una compañía produce sirven como prueba del PORQUÉ de la compañía, una marca o un producto también sirve como prueba del PORQUÉ de un individuo”
Simon Sinek

¿Qué atributo podemos apropiarnos para llegar a nuestros clientes?

El objetivo final es descubrir qué atributo podemos apropiarnos para permita llegar a la mente de los clientes, pero sabiendo las percepciones que ellos tienen sobre nuestros competidores.

Cuidado: Muchas veces se trabaja con un producto, una determinada visión de hacia dónde se le quiere llevar y se define una estrategia. Es como si los directivos vieran las cosas como les gustaría que fueran y no como realmente son.

La estrategia no es un objetivo, es una dirección coherente de marketing. La estrategia debe girar sobre el eje de la capacidad o habilidad básica que tenemos y la competencia no. La llave es ser honesto con uno mismo.

El proceso de creación de marca

  1. Definición de empresa, producto y necesidad que cubre
  2. Definición del cliente objetivo
  3. Perfil competitivo de atributos de producto
  4. Posicionamiento estratégico
  5. Semiótica de Identidad de Marca
  6. Briefing de comunicación
  7. DISEÑO

Conclusión

El acabado estético para un logo o una marca comercial debe ser esencialmente creativo y original, pero el proceso para alcanzarlo es absolutamente universal. Debemos imitar la técnica, el proceso que nos lleva al objetivo, nunca el resultado.

¿Tienes alguna idea para crear una nueva marca? Descubre cómo ponerle un buen nombre y cómo crear un logotipo adecuado.

Artículos relacionados:

 

alta boletín