Distintiva Solutions

Entrevista a Manuel Llaca, fundador de ParcelaDigital.com, revista digital sobre informática

Merece la pena que conozcamos un poco la vida de Manuel antes de proceder con las preguntas.

Manuel es analista informático. A los 12 años aprendió de forma autodidacta a programar en BASIC, para acabar dando clases de programación a adultos ¡a los 15 años de edad!

En 1998, con 23 años, organizó el segundo campeonato online de fútbol por Internet creado en España. ¿Recuerdas lo que era Internet por aquel entonces?

Creó TodoEsGratis.Net, proyecto con el que ganó en 2002 un Premio iBest.

Siendo ya adulto trabajó durante 5 años como analista-programador de software industrial en grandes proyectos de control de tráfico y creó la librería de .NET llamada Birtus y la aplicación de gestión de proyectos informáticos Duty 3.0, ambos proyectos de carácter personal y sin relación alguna con la labor propia de su puesto de trabajo. En la actualidad trabaja de Analista-Programador para la Administración Pública del País Vasco.

Y si te parece poco, también ha escrito un par de libros, pero para no extenderme más puedes leer su biografía completa. 

Finalmente, en Marzo de 2016 lanzó su ¿penúltimo? proyecto, ParcelaDigital.com, con el que ya ha ganado el Premio Internacional OX 2016 a la mejor web de Europa de Informática e Internet.

Manuel Llaca fundador de ParcelaDigital.com

¡Hola Manuel! Cuéntanos: ¿Qué hay que desayunar para lanzar tantos proyectos uno sólo y no morir de agotamiento?

El truco está en contar con pasión por la temática central de los proyectos, que en mi caso es la informática. Con pasión nada “duele”, y mucho menos “duele” gastar tiempo en ello.

No obstante, me gustaría aclarar que me encanta viajar –principalmente por la Península Ibérica y la vieja Europa de la cual ya he recorrido una gran parte–, me encanta hacer fotos “solo con teléfono móvil” a paisajes, hacer caminatas, o disfrutar de la buena gastronomía. Voy a menudo a Asturias desde el País Vasco (en realidad vivo 10 meses al año en el País Vasco y 2 meses al año en Asturias, haciendo cómputo global). Con esto quiero decir que no estoy todos los días y a todas horas delante del ordenador, hago una vida completamente normal y me da tiempo a todo; lo importante es hacer una buena gestión del tiempo libre. De hecho en Asturias no tengo ordenador ni nada parecido… allí voy a hacer otras cosas.

¿Por qué cerraste TodoEsGratis.Net? ¿Perdiste alguna buena oportunidad de venta durante la burbuja puntocom?

En el año 2001, con 26 años, inicié el proyecto TodoEsGratis.Net. En el año 2005 decidí salir de Asturias en la busca de un mejor futuro profesional… en la busca de una evolución, y aquello fue un problema para ese proyecto personal.

Monté un servidor casero en el armario de mi habitación pero el ruido de los ventiladores no me dejaba dormir

En aquellos años un hosting con un dominio y con derecho a base de datos era caro, alquilar un servidor imposible económicamente, y para tener una página con programación, base de datos, y no tener un límite de transferencia mensual era necesario tener un servidor propio. Aquello me obligó a recopilar piezas de desecho de PC entre diferentes orígenes, y monté, en plan casero, mi propio servidor Linux con Red Hat. Pero el equipo debía estar 24 horas al día encendido, y vivía en casa de mis padres, así que tuve que meterlo dentro de un armario en mi habitación –el ruido de los ventiladores no me dejaría dormir en caso contrario–, tuve que hacer un agujero en un lateral del armario para mayor ventilación, y sacar todos los componentes y conectarlos sueltos con ventilación casera extra. Todo aquel montaje era imposible de trasladar al País Vasco, que era mi nuevo hogar en el año 2005. Durante un tiempo lo mantuve en Oviedo y me conectaba para gestionarlo desde Vitoria-Gasteiz vía Telnet al Shell de Linux. Llegó un momento que aquello no era viable y desmonté todo.

Con respecto a la oportunidad de venta, en aquellos años era más difícil vender sitios web que ahora; había que tener un tráfico descomunal y ser un proyecto importante para vender. Hoy en día se pueden vender proyectos de tráfico normal a través de muchos “marketplace”.

¿Qué es lo más valioso que aprendiste con este proyecto?

Lo más valioso que aprendí de aquel proyecto fue el conocimiento adquirido sobre administración de servidores y redes en Linux. Un conocimiento adquirido a base de encontrar muros y derribarlos pegándome con el ordenador hasta dar solución a todos los problemas que iban surgiendo. Y también aprendí otra lección importante: hay que perseguir los sueños hasta el final.

Una revista online no parece nada especialmente innovador. ¿Qué es lo que ofrece ParcelaDigital.com a sus lectores que no encuentran en otras webs informativas?

A ParcelaDigital lo considero un medio digital, pero a veces tengo dudas de si lo ideal es presentarlo así, o lo correcto sería presentarlo como un “blog”. La idea principal de ParcelaDigital es publicar artículos con un claro toque “retro”, además de escribir artículos basados en vivencias personales. En los medios digitales de gran tráfico prima la actualidad y el “toque comercial”. Por eso creo que ParcelaDigital puede llegar a ser diferente en ese aspecto; el ritmo de crecimiento de la web en año y medio lo refrenda. Lo que todavía no sé es si estoy logrando el objetivo declarado en este párrafo. No es fácil.

Hace un tiempo estrené una web centrada en un nicho concreto muy explotado en Internet. Recurrí a una serie de contactos para darle el empujón, y uno de ellos me puso en contacto con una importante personalidad de alcance nacional que me podía ayudar en la promoción. Aquella persona sentenció mi proyecto: era un nicho muy explotado y no tenía futuro.

Hay sitio para todas las webs, lo difícil es diferenciarse del resto

Un año después vendí la web en Nueva Zelanda… y puedo decir que, prácticamente, me la quitaron de las manos en una guerra entre varios interesados. Esto se refleja en ParcelaDigital exactamente igual, existen muchas webs en Internet dedicadas a la información sobre informática, pero hay sitio para todas. Como bien dice el enunciado de esta pregunta cada sitio ofrece pequeñas cosas que la hacen diferente del resto. El truco está en lograr que sean “palpables” por el visitante esas diferencias… ¡ahí radica la dificultad!

Ya vemos que los códigos binarios son tu punto fuerte, pero como promotor te toca hacer de todo. ¿Qué tareas te resultan más complicadas?

El tráfico no aumenta por sí mismo, hay que trabajarlo día a día

Lograr que el tráfico de la web vaya creciendo día a día. El tráfico no aumenta por sí mismo, hay que trabajar día a día en apartados ajenos a la pura informática para que los números vayan hacia arriba.

¿Cuál ha sido tu mayor reto hasta la fecha?

Mi mayor reto siempre ha sido escribir libros. No es fácil escribir un libro cuando no eres escritor ni tampoco buscas serlo.

¿Cuál ha sido el mayor acierto? ¿Y el mayor error? ¿Y lo más inesperado?

Mi mayor acierto: perseguir mis sueños en pos de alimentar mi pasión por la informática sin mirar a nadie ni hacer caso a nada. Solo yo decido qué proyectos inicio y cuando los doy por terminados.

Mi mayor error fue mi tardío despertar del sentido crítico. En todos los aspectos de la vida hay que ser crítico con todo y con todos, sentido fundamental para la mejora en todos los aspectos de la sociedad. Cuando algo está mal hecho, hay que hacerlo saber para sea mejorado. Y es algo que hay que aplicar en el día a día.

Bienvenidos los errores porque son los que te harán mejorar

Para mí, lo más importante ante esta pregunta es ser consciente que todos los aciertos son míos, y los errores también son míos. Y bienvenidos sean los errores porque son los que de verdad me llevaran al camino de la mejora. Y cometo muchos al cabo de cada día.

Lo más inesperado fue el día que me pidieron el primer autógrafo en la misma semana que salí en diferentes medios de comunicación de prensa, radio, y televisión, por haber ganado el Premio iBest del 2002. Me sentí fuera de lugar y tremendamente incómodo… no nací para firmar autógrafos ni para pisar alfombras rojas. Nací para perseguir mis sueños hasta donde pueda llegar con ellos.

También fue inesperada la situación creada en tres ocasiones diferentes, cuando algunas personas me entregaron, de forma inesperada y en momentos totalmente ajenos a una promoción literaria, uno o los dos libros escritos por mí para que los dedicara. Y aquello realmente fue emocionante porque nunca me hubiera esperado de aquellas personas se hubieran tomado la licencia de comprar los libros y pedir la dedicatoria… situación completamente inherente a que los libros estén mejor o peor escritos.

¿Qué consejo darías a un amigo que quisiese emprender algo por Internet?

Pensar que una web de éxito no requiere mucha dedicación es un gran error

Que para alcanzar el éxito va a tener que trabajar muy duro y ser muy perseverante. La idea de que un proyecto de Internet de éxito no requiere dedicación está muy extendida, y es un gran error.

Y, además, añadiría que en Internet es imprescindible fijar expectativas realistas.

Como escritor seguro que has leído mucho. Te agradecíamos que nos recomendaras algún libro…

Me imagino que para esta pregunta los lectores esperan que hable de libros de informática… pues no. No leo nada sobre informática, ya que predominan los libros técnicos y otras obras que se enfocan a una especie de autoayuda tecnológica. Para eso ya existe “San Google”.

En primer lugar recomendaría el libro “1984″ de George Orwell; un libro publicado en el año 1949 que es un fiel retrato de la sociedad actual y hacia dónde va encaminada.

Éste sabía que estaría en tu lista, cómo no… ;-)

También recomendaría “Un Mundo Feliz” de Aldous Huxley, que aunque es un libro desgarrador y con un evidente halo de tristeza, también predice en el año 1932 hacía donde se dirige la sociedad actual.

Otras obras que recomendaría son: “Siddhartha” de Hermann Hesse, “El Viejo y el mar” de Ernest Hemingway, “La Regenta” de Leopoldo Alas Clarín, “Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis” de Vicente Blasco Ibañez, “El Cuarto Poder” de Armando Palacio Valdés, y “Adiós a Todo Eso” de Robert Graves.

Gracias por todo Manuel!

Artículos relacionados:

 

alta boletín