Distintiva Solutions

3 consejos Lean imprescindibles para emprender y lanzar nuevos productos

Hace tiempo que quería escribir este artículo, la verdad.

Cuando llevas tiempo trabajando con empresas y emprendedores empiezas a desarrollar cierto instinto para reconocer algunas de las trampas en las que todos (yo el primero) solemos caer cuando tenemos una idea de negocio: creer ciegamente que la idea va a funcionar.

La verdad es que montar una empresa o dar a luz un nuevo producto es recorrer un camino sin ruta, un viaje a un lugar desconocido: Sabes lo que buscas, pero no sabes por dónde ir, y menos dónde acabarás.

Los negocios tienen más de habilidad que de ciencia

El método Lean se ha convertido en la penúltima filosofía revolucionaria aplicada al mundo de los negocios. La lectura del libro “Lean Startup: Cómo crear empresas de éxito utilizando la innovación continua” (2008) nos ha ayudado a muchos emprendedores y empresarios a comprender que los negocios tienen mucho más de habilidad que de ciencia. Algo así como reconocer que “el camino se hace al andar y no al revés”.

“La experiencia es algo maravilloso. Te permite reconocer un error cuando vuelves a cometerlo”
Debbie Jenkins

En este artículo quiero compartir contigo lo que el libro y mi experiencia me han enseñado:

3 consejos vitales que debes conocer antes de emprender y lanzar un nuevo producto al mercado

  • Sé realista y reconoce que puedes estar equivocado
  • Lo primero que necesitas es una dirección
  • Piensa en pequeño y simplifica al máximo

1. Sé realista y reconoce que puedes estar equivocado

De los tres, este primer consejo es, de lejos, el más importante:

No importa lo buena que sea tu idea o tu plan de negocio, NO ES GARANTÍA DE ABSOLUTAMENTE NADA.

Tienes una idea, crees que podría funcionar, estás ilusionado y eso es bueno. Lo que te perjudica es estar ciego y pensar que llevarla a cabo con éxito te hará ganar dinero. (Vuelve a leerlo de nuevo más detenidamente, por favor.)

El error está en creer que desarrollas el producto pensando en tus clientes. No es así. De hecho, ni siquiera los tienes aún, ¿no es cierto?. Lo único de que dispones es una HIPÓTESIS sobre lo que crees que quieren y cómo lo quieren. Pero son dos cosas muy, muy diferentes.

“Las grandes ideas necesitan el tren de aterrizaje tanto como las alas”
C.D. Jackson

Presta más atención en verificar tus suposiciones que en proyectarlas en un plan de negocio

Montar una empresa, crear un producto para el consumo masivo o idear un servicio que solucione un problema real de la gente es un reto muy difícil para cualquiera. No hay garantía de éxito, ni señales indicando el camino.

El primer reto consiste en superar el pensamiento predominante que basa su fe en que los planes bien elaborados conducen al éxito. Ojalá fuese tan sencillo.

“Lo más difícil no está en el desarrollo. La parte difícil es superar nuestra compulsión por un perfeccionismo prematuro”
Alberto Savoia

Los inversores y empresarios no confían mucho en los pronósticos:

“La verdad es que no lo estudiaría tanto. No creo en los estudios de mercado. En lugar de hacer tantas preguntas, intentaría conseguir alguna venta”
Presidente de CarsDirect.com

Lo que necesitas es valentía y humildad para reconocer que tu idea puede fallar por muchas razones; no era el momento adecuado, una dura competencia con más recursos, los clientes no la han valorado o entendido como debían, la realización ha sido pobre… La lista puede ser interminable.

“La exigencia de la certeza es un vicio intelectual. Nos centramos tanto en cuestiones internas del proyecto que no tenemos en cuenta la incertidumbre externa, lo ‹‹desconocido desconocido››, por así decirlo, el contenido de los libros no leídos.”
Nassim Nicholas Taleb

“Los mejores resultados en la vida no se logran debido a asunciones no comprobadas”
Tim Ferriss

La startups necesitan detectar qué funcionará en sus circunstancias, que siempre son únicas. La verdadera estrategia es descubrir:
1. qué preguntas debes hacerte y,
2. buscar las respuestas adecuadas.

“No hay ninguna cantidad de diseño que pueda anticipar las muchas complejidades que pueden aparecer al dar vida a un producto en el mundo real”
Eric Ries

Resulta prioritario porque, de lo contrario, podemos acabar realizando con gran eficiencia un producto que nadie quiere.

“Me gusta estudiar. Cuanto más estudio, más confuso estoy. Cuanto más confuso estoy, más deseo profundizar. Cuanto más profundizo… mejores preguntas hago”
Tom Peters

2. Lo primero que necesitas es una dirección

Imagina que estás perdido en la selva e intentas llegar al poblado más cercano. ¿Qué harías?
Empezar a andar seguro que no. No sin antes poder vislumbrar a dónde te lleva esa dirección.
Igual se te ocurre subir a un árbol, o incluso escalar una pequeña montaña para ganar perspectiva.

Es por eso que tu visión necesita un nuevo enfoque. En vez de desarrollar la idea, terminar el producto, lanzarlo al mercado y esperar haber acertado, ¿qué te parecería ir con pies de plomo y no jugártelo todo a una carta?

“Con mayor frecuencia nuestro error consiste en resolver el problema incorrecto, más que en obtener la solución incorrecta al problema debido”
Russel Ackoff

“El objetivo de una startup es averiguar qué debe producirse, aquello que los consumidores quieren y por lo que pagarán, tan rápidamente como sea posible”
Eric Ries

La filosofía Lean propone hacer un producto mínimo viable (MVP - Minimum Viable Product) cuyo objetivo es lograr el mayor conocimiento sobre lo que desea el mercado con el menor esfuerzo posible. Lo llaman desarrollo dirigido por la experimentación (Experiment Driven Development), y la Wikipedia se refiere a él como “una estrategia dirigida a fabricar y vender un producto a los clientes”.

De forma que nos referimos a él como un PROCESO de descubrimiento y aprendizaje que trata de minimizar el tiempo total empleado en una iteración, (hasta la siguiente).

“Si no se avergüenzan de la primera versión de su producto, es que se ha puesto en marcha demasiado tarde”
Reid Hoffman, fundador de Linkedin

Especialmente al principio, el objetivo no es conseguir el mejor producto posible sino responder preguntas que ni siquiera tienes. O dicho de otra forma: Validar las hipótesis básicas FRENTE A CLIENTES REALES.

“No hay ninguna cantidad de diseño que pueda anticipar las muchas complejidades que pueden aparecer al dar vida a un producto en el mundo real.”
Eric Ries

“En la planeación las opciones son infinitas. Esto convierte al sentido común en algo prácticamente intrascendente. En esta etapa, el sentido común es un escudo en lugar de una espada. Puede protegerlo, pero no es capaz de pelear la batalla. Para lograr resultados inspiradores, necesitará inspiración”
Harry Beckwith

 Y hacerlo tan sencilla y rápidamente como sea posible.

“Si no somos capaces de diferenciar lo que realmente es importante e imprescindible y lo deseable, será fácil perder el foco e incluso retrasar la fecha de salida del proyecto por invertir esfuerzos en elementos colaterales al verdadero núcleo del proyecto”
Roberto Canales Mora en “Las reglas no escritas para triunfar en la empresa”

El lanzamiento de un producto incompleto te dirá la manera correcta de terminarlo

Dice Josh Merchant que “El lanzamiento de un producto completo al 90% te dirá la manera correcta de terminar el 10% que falta, y ese último 10% te llevará toda la vida”. Pero, ¿y si lo invertimos?:

El lanzamiento de un producto completo al 10% te dirá la manera correcta de terminar el 90% que falta, y ese último 90% te llevará toda la vida

3. Piensa en pequeño y simplifica al máximo

“Es fácil imaginar un servicio que resulte útil si mucha gente lo usa; mientras que es difícil crear un servicio que sea útil si solamente lo emplean unas pocas personas.”
Clay Shirky en “Excedente Cognitivo”, al respecto del software social

Si te han “calado” los dos primeros consejos, el resto que voy a contarte son sólo detalles ;-)

Jack Trout - el gran gurú del posicionamiento competitivo - dice que una buena estrategia de software en un mundo de “larga cola” (hypercompetitivo) sugiere reducir soluciones grandes (integrales) en micro-productos orientados a resolver problemas concretos para, posteriormente, ampliarlo a nuevos segmentos de clientes o aumentar los ingresos con los ya existentes. (Upselling)

“Los proyectos que sólo funcionarán si crecen por lo general no crecen; una verdadera ley natural en los medios sociales es que, para conseguir un sistema que sea grande y bueno, es mucho mejor empezar con uno pequeño y bueno y trabajar para que crezca, que empezar con un sistema grande y mediocre y trabajar para mejorarlo”
Clay Shirky en Excedente Cognitivo

El éxito causa más problemas que el fracaso, así que tampoco te marees intentando preverlo todo hasta el extremo. Decidir qué es lo que no se debe hacer es tan importante como decidir qué se debe hacer. Esto es válido para las empresas y es válido para los productos.

“La sencillez no es simplemente un estilo visual. No es solo el minimalismo o la ausencia de desorden. Tienes que entender en profundidad la esencia de un producto para poder deshacerte de todos los elementos que no son esenciales”
Steve Jobs (Biografía)

Para terminar, si quieres un resumen, quédate con éste:
Cúbrete las espaldas. Esfuérzate al máximo porque todo salga como esperas, pero no confíes que sea exactamente como imaginabas.

“El mundo es mucho, pero que mucho más complicado de lo que pensamos, lo cual no es ningún problema, excepto cuando la mayoría de nosotros no lo sabe.
Nunca llegaremos a conocer lo desconocido ya que, por definición, es desconocido. Sin embargo, siempre podemos imaginar cómo podría afectarme, y sobre este hecho debería basar mis decisiones”

Nassim Nicholas Taleb

Referencias:
En http://www.innovacion-sistematica.net/publicaciones/documentos dispones documentos PDF gratuitos MUY recomendables relacionados con este tema, en especial el titulado: “Pretotipar esto”

Artículos relacionados:

 

alta boletín